Confederación ASPACE solicita a los poderes públicos que busquen soluciones para garantizar la sostenibilidad de las entidades sociales

logo confederacion aspace

Confederación ASPACE solicita a los poderes públicos que busquen urgentemente medidas para garantizar la continuidad de los servicios y programas que prestan las organizaciones nacionales del tercer sector, que se han visto seriamente comprometidos por la sentencia del Tribunal Supremo que declara nulo el Real Decreto 535/2013 por el que se establece la concesión de subvenciones a entidades del Tercer Sector de ámbito estatal.

Atendiendo un recurso interpuesto por la Generalitat de Cataluña, la sentencia del Tribunal Supremo establece que las competencias para distribuir las subvenciones a entidades sociales pertenecen exclusivamente a las comunidades autónomas, y no al estado central, como venía sucediendo hasta la fecha.

Sin embargo, la realidad de las personas con discapacidad en España requiere de estructuras nacionales que, como Confederación ASPACE, coordinen y articulen las acciones de las diferentes asociaciones locales y autonómicas, como las 85 entidades ASPACE en todo el territorio español. Asimismo, son estas asociaciones nacionales las únicas que pueden crear proyectos comunes para cubrir las necesidades de los diferentes colectivos desde una óptica general, de solidaridad, que beneficien a las personas con independencia del territorio en el que residan.

La sentencia del Tribunal Supremo pone ahora en serio riesgo las subvenciones que hasta ahora garantizan la labor de estas entidades nacionales, pudiendo condenar a la desaparición a buena parte de la red de acción social en España.

De igual forma, los fundamentos de la anulación del Real Decreto 535/2013 amenazan con romper el sistema de distribución de los recursos que cada año son recaudados a través de la casilla “fines sociales” de la declaración de la renta (X Solidaria), basado en la solidaridad territorial, que venía a equilibrar las desigualdades existentes entre unas autonomías y otras. Además, una posible  gestión autonómica de los recursos del I.R.P.F. para fines sociales no garantiza que dichos fondos sigan llegando a las entidades,

La importancia de este programa, que ahora está en serio riesgo, queda de manifiesto a través de sus cifras, pues Confederación ASPACE gestionó en 2014 subvenciones que sirvieron para contratar, a través de las entidades locales, a 301 profesionales y atender a 23.924 personas con parálisis cerebral.

Confederación ASPACE se suma a otras organizaciones a las que pertenece, como la Plataforma del Tercer Sector o el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), que han mostrado su preocupación por el impacto de esta sentencia en la sostenibilidad de cerca de 30.000 entidades de acción social, una red de apoyo lograda a base de mucho esfuerzo en las últimas décadas en España.